Silvoturismo se suma a la campaña impulsada por Agost para evitar la desaparición del botijo

Silvoturismo-campaña-botijo-lovers-Agost

Nuestra empresa realizó en 2002 la señalización de la Ruta de la Alfarería, que recorre los lugares más emblemáticos de esta industria artesana

¡En Silvoturismo también somos #BotijoLovers!

El botijo forma parte de la historia y de la cultura mediterránea desde tiempos inmemoriales, saciando nuestra sed con agua fresca. Un recipiente y una tradición que hay que proteger, como el resto de nuestro rico patrimonio. Desde Silvoturismo llevamos más de veinte años trabajando porque nuestro patrimonio cultural, arquitectónico-rural y natural no se pierda. Y estamos muy orgullosos de haber contribuido con los cientos de proyectos que hemos desarrollado a este fin.

Nos declaramos #BotijoLovers porque además nos une un vínculo muy especial a la población de Agost y a su tradición alfarera, donde hemos realizado la totalidad de los senderos que discurren por su término, todos ellos de gran atractivo artístico y natural. Entre ellos, realizamos en 2002 la señalización de la Ruta de la Alfarería, un itinerario urbano que recorre los lugares emblemáticos de Agost relacionados con esta tradición milenaria y que su Ayuntamiento está impulsando con una original campaña para que su pieza más singular, el botijo, vuelva a los hogares para saciar la sed especialmente en el Estivo. Porque… ¿quién no se ha amorrado a un botijo en un tórrido mes de agosto y ha sentido la frescura del agua discurrir por la garganta y la comisura de los labios? El botijo es parte de nuestra cultura y también, por extensión, de la filosofía de nuestra empresa, porque es artesanía, es ecología y es sostenibilidad.

La Ruta de la Alfarería, cuyo proyecto conservamos con imágenes entrañables de la época de mayor esplendor y con personajes que marcaron la historia de esta industria artesana, comienza en el Parque de la Concepción y pasa por lugares como la Font y el Llavador de Agost, la ermita de Santa Justa y Rufina (patronas de los alfareros), y continúa hacia el centro donde se encuentra el Museo de Alfarería. Culmina esta en las Terres del Pobres, una antigua mina de la que se extraía la arcilla y desde donde se pueden contemplar unas hermosas vistas e incluso el mar.

¿Os animáis a descubrir esta ruta? También os recomendamos el resto de senderos que hemos proyectado y señalizado en esta población de l’Alacantí, como el Barranc de Berlandí (PR-CV 189), el Sendero del Ventós (PR-CV 269), la Creu dels Castellans (PR-Cv 274), el Sendero Geológico (PR-CV 430) y la ruta Cultura del Agua (SL-CV 143).