Aunque el calor aprieta el día alarga. Por eso los meses estivales se convierten en la época ideal del año para realizar el mantenimiento y marcación de senderos.

Esta semana estamos revisando el más largo de la provincia de Alicante: el GR-330. El denominado CostaBlanca Interior, que en sus más de 456 kilómetros de recorrido nos permite conocer gran parte de nuestra provincia, desde Dénia hasta Orihuela.

Un equipo formado por varios técnicos de senderos acreditados por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) se están encargando de comprobar que el sendero no ha sido invadido por la maleza, en cuyo caso se procede al desbroce del mismo; que las marcas horizontales están en buen estado y también revisan la señalética vertical (principalmente postes y flechas) para, en caso de ser necesario, proceder a su sustitución.

Un arduo trabajo que está previsto se prolongue por espacio de dos semanas.

EL GR-330, por su largo recorrido, se ha dividido en 20 etapas de unos veinte kilómetros de media y de dificultad moderada, aunque en determinados tramos conviene tener experiencia en la montaña.

Etapa 01. De Dénia a Gata de Gorgos
Etapa 02. De Gata de Gorgos a Parcent
Etapa 03. De Parcent a Castell de Castells
Etapa 04. De Castell de Castells a Confrides
Etapa 05. De Confrides a Sella
Etapa 06. De Sella a Torremanzanas
Etapa 07. De Torremanzanas a Ibi
Etapa 08. De Ibi a Alcoy
Etapa 09. De Alcoy a Alfafara
Etapa 10. De Alfafara a Banyeres de Mariola
Etapa 11. De Banyeres de Mariola a Onil
Etapa 12. De Onil al Xorret de Catí
Etapa 13. Del Xorret de Catí a Elda-Petrer
Etapa 14. De Elda-Petrer a Pinoso
Etapa 15. De Pinoso a Algueña
Etapa 16. De Algueña a Hondón de los Frailes
Etapa 17. De Hondón de los Frailes a Crevillent
Etapa 18. De Crevillent a Guardamar del Segura
Etapa 19. De Guardamar del Segura a Benijófar
Etapa 20. De Benijófar a Orihuela

La travesía se puede realizar en cualquier época del año, pero hay que tener en cuenta que alcanza cimas como Aitana y Montcabrer o poblaciones como Banyeres de Mariola y Confrides, por lo que en invierno podemos encontrarnos con nevadas intensas y también en verano con altas temperaturas en puntos más al sur.

La recomendación es empezar de norte a sur, pero se puede hacer en sentido inverso o incluso, si así se desea, optar por tramos más pequeños, ya  que se divide también en muchos senderos y recorridos cortos por lo que el senderista puede diseñar su propia ruta.

Todas las etapas finalizan en una población alicantina, excepto la 12, que acaba en el paraje de Xorret de Catí.

Con el GR-330 se ponen en valor los municipios, el paisaje, la flora y la fauna de Alicante. Asimismo, nos permite conocer los contrastes paisajísticos de la provincia, su  riqueza cultural, gastronómica o su arquitectura rural tradicional adaptada al entorno, como los pozos, los neveros, los hornos de cal o los molinos de agua.

Un viaje a pie por nuestra provincia que nos enseña la riqueza de todas las comarcas alicantinas  y nos muestra cómo sus habitantes han sabido a través del tiempo adaptarse al entorno.